La Empresa

¿Qué es Diserma?

Somos la primera Consultoría-Asesoría especializada exclusivamente en la dirección de la seguridad en el entorno Rural y Marítimo, así como lo correspondiente en el Urbano cuando hay que aplicar medidas auxiliares y colaterales de las primeras, realizando para ello los Planes de Seguridad necesarios en los que seleccionaremos, si este lo requiere, los elementos operativos de las mejores empresas y profesionales de la seguridad, pudiendo asumir el control de la aplicación correcta del Plan de Seguridad con el desplazamiento, permanente o temporal, del personal técnico necesario que la instalación, establecimiento, lugar o proyecto a desarrollar necesite.

Hace ya algunos años que la población viene siendo consciente del deterioro generalizado de la seguridad, tanto en el ámbito privado como en el ámbito de empresas y negocios de las más diversas actividades. No cabe duda que la solución de esta problemática exige la colaboración coordinada de todos los elementos participantes: Seguridad Pública y Privada, Autoridades, Empresas y sociedad en general. El resultado es que son los ciudadanos, en la mayoría de las ocasiones, las victimas finales más perjudicadas. Todos los esfuerzos por paliar esta problemática se han centrado, en un alto porcentaje, en las grandes ciudades donde los medios y recursos están más a la mano, donde cualquier incidente tiene una mayor repercusión mediática que si sucede en poblaciones más alejadas y, normalmente, con menores medios de ayuda.

Conocedores perfectos de la situación real que sucede en poblaciones del entorno rural y marítimo, con el añadido que conlleva nuestro actual mundo globalizado, donde la rapidez en las comunicaciones elimina fronteras, facilitando a la delincuencia organizada su desplazamiento a cualquier lugar, un grupo cualificado de profesionales (especialistas en terrorismo y crimen organizado con experiencia en países conflictivos, ingenieros, pilotos, directores y profesores de seguridad, responsables y jefes de cuerpos operativos del más alto nivel con años de experiencia práctica, etc.) deciden actuar y crear una seguridad especializada e independiente, adaptada exclusivamente a dicho entorno, que dirija, coordine y asesore de la forma más eficiente los medios disponibles, con técnicos de primer nivel que sepan optimizar los recursos económicos que permite esta época de crisis, conscientes de las especiales y complicadas limitaciones que se incrementan con el aislamiento y escasa densidad de población.

Un Plan de Seguridad realizado por DISERMA®, a diferencia del realizado por empresas que tienen sus propios vigilantes, cámaras y otros elementos de seguridad que por lógica empresarial tienen necesidad de ubicar, es una garantía de objetividad y costo, ya que la efectividad de la seguridad va unida exclusivamente a la defensa de los intereses de nuestros clientes.

DISERMA® Dirección de Seguridad Rural y Marítima, ofrece y dirige Planes Integrales de Seguridad, así como la supervisión de los ya establecidos, asesorando en todo momento para evitar situaciones de riesgos, estableciendo las medidas preventivas necesarias para la protección de bienes y personas, dentro y fuera de nuestras fronteras. Somos eminentemente prácticos y operativos para alcanzar la excelencia en todo nuestro trabajo de dirección en la protección patrimonial y personal.

SEPEVU
(SEGURIDAD PREVENTIVA PERSONAS VULNERABLES) 

Al entender la seguridad como un elemento esencial en los diversos ámbitos que conforman el engranaje social, prestamos especial atención a la Seguridad Preventiva Personas Vulnerables.

A través de nuestro programa SEPEVU, complementamos la digna y necesaria actividad de ayuda a domicilio que desde hace muchos años, cada vez con más profesionalidad y organización, se viene desarrollando en nuestro país. Consideramos que la figura del cuidador y asistente, se enfrenta en el día a día a múltiples y complejos problemas, desarrollando gran parte de su actividad en colectivos con elevados riesgos por los condicionantes físicos y/o psíquicos que padecen, donde es alta la posibilidad de circunstancias añadidas que pueden exceder de los conocimientos y responsabilidades propias exigidos a la figura del cuidador y que pueden conllevar, por parte de terceros, a exigir responsabilidades que no correspondan, incluso por vía judicial.  

Nuestra experiencia como Analistas y Asesores en Seguridad, conocedores también de la problemática añadida que la asistencia a domicilio conlleva, nos ha llevado a prestar especial atención sobre potenciales situaciones de riesgos que determinados hábitos, actuaciones y comportamientos de las personas a las que se presta algún tipo de asistencia pueden suponer para ellas mismas, lo que obliga a establecer límites claros y concretos con la adopción de medidas de seguridad necesarias y preventivas.

Así pues, es de suma importancia el determinar y evaluar los riesgos potenciales que hacen que una persona sea más proclive a sufrir algún tipo de delito o percance. De la misma forma que existen programas de prevención del delito, nuestra intención es la prevención de víctimas. Para que una persona se convierta en víctima intervienen una serie de procesos que se conocen como factores victimógenos, que es todo aquello que favorece a la victimización, es decir, las condiciones o situaciones de un individuo que lo hace proclive a convertirse en víctima, para lo que tendremos en cuenta los factores endógenos propios del individuo, que son aquellos inherentes de una persona determinada, como pueden ser deficiencias físicas o psíquicas, edad, sexo, etc., y los factores exógenos, que son aquellos que se encuentran fuera del individuo y son mutables, creando deficiencias de orden social que hacen proclive a una persona a ser víctima: Estado civil, nivel económico, relaciones familiares, vivienda, entorno, etc.

En este sentido, nuestra pretensión última la de descargar en gran medida de esa tensión y responsabilidad genérica que tienen los cuidadores especialmente ante los familiares directos de las personas asistidas, de tal forma que su responsabilidad sea la exclusiva y propia de la figura del cuidador y asistente, sin tener que asumir otras posibles responsabilidades añadidas, originadas en su mayoría por faltas manifiestas de medidas preventivas (hurtos, robos, estafas, incendios, accidentes, fraude en firma de documentos, reintegros bancarios, etc.), que traspasan el cometido, responsabilidad y función para el que inicialmente fue contratado. Para ello, los familiares directos de las personas asistidas por el cuidador recibirán periódicamente Notificación Informativa de las situaciones de riesgos potenciales que determinados hábitos, actuaciones y comportamientos, condiciones de la vivienda, etc., pueden conllevar para la seguridad de la persona asistida, implicándolos de esta forma al estar advertidos e informados de la situación, oficialmente y por escrito, por los responsables en seguridad, no asumiendo el cuidador ningún tipo de reclamación o responsabilidad ante situaciones de riesgos potenciales que se hayan materializado sin haber aplicado la persona asistida o familiares directos las medidas correctoras previas que lo podían haber evitado.

Compartir